Coki y su voluntariado

Desde que Coki comenzó hacer voluntariados en Lonsdale Elementary School ha cambiado muchos corazones, al comienzo tuvimos un poco de miedo porque jamás habíamos realizado algo parecido, pero mi confianza aumento al ver lo bien que él lo hacía.

Coki va a dos clases una vez por semana, los profesores de estas clases son dos seres llenos de luz, para mí son como unos ángeles que guían a estos niños  a encontrar su camino en la vida, hacer felices y recordar que todavía existen los sueños.

Hemos tenido muchísimas experiencias en esta escuela, hemos ayudado a muchos niños a lo largo de estos 3 años escolares, los niños cada vez se sienten más motivados a leer y aprender, cabe destacar que las dos clases que han progresado a nivel de lectura son a las que asiste Coki.

img_1948

En nuestras clases vemos niños de muchos países y con diferentes problemas, vemos niños que solo tienen días de llegar a este país, niños que llegan solos y llenos de miedo,  niños que no quieren regresar a casa porque no tendrán comida… Hemos visto muchísimas cosas.

Nosotros no solo vamos a que estos niños le lean a Coki, tratamos de estar involucrados en la comunidad y ayudar en lo que más podamos.

La comunidad de Lonsdale es una de las comunidades más pobres que existen en Knoxville, más del 60% de sus alumnos son de origen hispano, este año 2016 han comenzado a recibir alumnos de Siria, África, y otros países que están en conflictos de guerra o pobreza, estas familias llegan como refugiados y asilados, llegan solo con la ropa que llevan puesta.

Algunos de nosotros ponemos nuestro granito de arena para que estas familias al llegar a un país nuevo, enfrentarse a otro idioma, otra cultura sepan que de cierta manera le importan a alguien más.

Me preguntaran y Coki que tiene que ver en todo esto?

Gracias a Coki hemos podido recoger juguetes, ropa, comida y en algunos casos hasta muebles para estas personas que con tanto esfuerzo quieren comenzar una nueva vida.

No solo nos centramos en ayudar a leer a estos

niños, nos centramos en llevar un poco de alegría, un poco de esperanza también a sus familias.

img_1945

Coki y yo somos muy afortunados porque tenemos una familia, un techo donde vivir, no nos falta comida y sobre todo tenemos unos grandes amigos!

Amigos y familia que nos ayudan en nuestra misión, cuando la asistente social me dice que ha llegado una familia que está durmiendo en el suelo y que necesitan ropa, almohadas o hasta un saco de dormir yo me pongo manos a la obra, primero por supuesto le comento a mis padres, luego comienzo a decirle a mis amigos, esos amigos le dicen a otras personas y como arte de magia comienzan a parecer todas las cosas que había pedido para estas familias.

Nuestro mejor regalo es llegar cada martes a nuestras clases, ver la sonrisa de los maestros y las caritas de emoción de cada niño, ya eso es un éxito!

Recuerdo el caso de una niña que no se comunicaba con nadie, creo que tengo un poco más de un año viéndola en las clases, nunca quería tocar a Coki, nunca me miraba, hasta que un día me dijo: yo también tengo un perro, en realidad tengo dos perros y un gato! Yo le dije: si? Que bien, ahora en clases también tienes un perrito que se llama Coki, lo quieres tocar? Ella me dijo: si, Coki me puede dar un beso? Y como arte de magia no solo recibió un beso de Coki, Coki le limpio la cara jajajaj, luego la maestra sorprendida me dijo: ella nunca habla con nadie, y menos con personas extrañas, me alegro muchísimo que contigo lo hiciera.

No hay día que vaya a esta clase le dé un beso a la niña y ella abrace a Coki, este son el tipo de “milagros” que hace un ángel disfrazado de un peludo de 4 patas.

Cada vez que entramos a la escuela siempre va a ver un niño que grite “Ahí esta Coki” y por supuesto Coki entra a la escuela como

si fuese su casa, el apenas se baja del cache y se pone feliz, yo sé que él sabe que va a marcar la diferencia en esos corazones.

img_3570

Como me siento yo? Yo me siento muy afortunada por tenerlo a él, creo que ha sido una de las mayores bendiciones que me ha pasado en mi vida, él me ha ayudado a superar mi duelo, el me ayudado a seguir adelante, él es pequeño pero con el corazón más grande que puede existir en el mundo, yo veo sus ojos y puedo ver la descripción perfecta de amor.

Juntos hacemos el mejor equipo, yo muy orgullosa de él, porque aunque algunas veces no está en sus mejores días, al llegar a la escuela se le olvida todo y llega emocionado y lleno de alegría, algunas veces lo consienten tanto que se queda dormido en plena lectura, algunas veces se sienta enfrente de los niños y presta atención a cada palabra que dicen, otras veces no quiere que le lean si no que quiere jugar con ellos, cada día es una sorpresa! Adoramos a nuestros niños, y este año nos han tocado unos muy traviesos J

Este año hemos conseguido dos grandes donaciones para el colegio, los viniles de las puertas principales y la cafetería, gracias a Knoxville Vinyls, el maravilloso equipo de New Hue pintara dos murales que embellecerán la escuela! Emocionados estamos todos por ver el trabajo de estos dos equipos terminados!

DSC_0979

Coki y yo queremos agradecer a cada uno de los que nos han ayudado a lo largo de este tiempo, gracias a todos los que nos dan la ropa, gracias a los que nos donan y compran juguetes para poder regalar en navidad, gracias a mis amigos de los restaurantes que han donado comida cuando se los he pedido, gracias a todos los que directamente o indirectamente ayudan a esta comunidad!

Gracias especialmente a mis padres Grace y Renzo porque siempre están apoyándome en cada uno de mis proyectos por  donar ropa, por comprar juguetes, por ser voluntarios también en la escuela, por hacer cestas de comida para el día de acción de gracias, por aguantar mis lágrimas cuando llego con el corazón roto por algo que vi o que me dijeron, por estar ahí, por ser mi todo GRACIAS!

A las personas buenas les pasan cosas buenas… Y a todos los que nos ayudan le pasaran cosas extraordinarias!

Los queremos.

Jenni & Coki